Economía Inteligente

Entorno Inteligente

Leer más

Bienestar Inteligente

Leer más

SOLUCIONES INTELIGENTES PARA PROBLEMAS COTIDIANOS

Se estima que en 2050 el 75% de la población mundial viva en grandes urbes. Para entonces el modelo de ciudad, tal y como lo conocemos ahora, habrá cambiado. Las ciudades inteligentes estarán controladas por la tecnología.
Una ciudad se puede definir como “inteligente” cuando las inversiones en capital humano y social aseguran un desarrollo económico sostenible y una mejor calidad de vida, unido a una gestión racional de los recursos.
El concepto de pueblo inteligente, hoy día, está directamente relacionado con la eficiencia. Un uso demasiado simple para un calificativo tan amplio.
El término pueblo inteligente o “smart village” es un poco ambiguo pero una definición sencilla pero más completa sería la de un municipio que usa las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) para ser más eficientes en el uso de recursos, reduciendo costes y ahorrando energía, mejorando los servicios y la calidad de vida, todo ello reduciendo el impacto medioambiental.
Para llegar a ser un pueblo inteligente se deben contemplar:

  • Administración pública: el objetivo es ofrecer más y mejores servicios.
  • Ciudadanos: su concienciación es pieza fundamental en el desarrollo del municipio.
  • Eficiencia energética y sostenibilidad: dirigido a un equilibrio con el entorno y los recursos naturales.
  • Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC): como soporte y herramienta que facilita la eficiencia y mejora la provisión de servicios.

Los potenciales municipios inteligentes en el medio rural se encuentran con los siguientes problemas:

  • Financiación: necesaria por parte de la Administración supramunicipal y regional, dado que se requiere una inversión importante.
  • Dependencia tecnológica: dada la implantación de un alto grado de tecnología se depende del número de empresas que ofrezcan los servicios T.I.C. a costes competitivos.
  • Diferencias entre municipios: no todos los pueblos pueden obtener financiación y otros no son conscientes de los beneficios futuros. Aparecerán municipios de primera y segunda clase.

Las actuaciones en un pueblo <2000 h. en el medio rural en la provincia de Málaga que pretende subirse al tren con dirección a la Smart City deben seguir los pasos de la MEMORIA DE ACTIVIDADES DE LA FEDERACIÓN ANDALUZA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS (FAMP) “Estrategia FAMP 2020”: (A la FAMP están adheridas 776 corporaciones locales de las 820 existentes y 8 diputaciones provinciales). La integración de las nuevas tecnologías en la gestión de las ciudades y entes locales en una definición de Smart City y la formación/capacitación de responsables políticos y personal técnico entorno a las herramientas TIC son indispensables para la puesta en marcha de Proyectos Smartcities o Ciudades Inteligentes en Andalucía.

GOBERNANZA INTELIGENTE

Las actuaciones desarrolladas en este ámbito por el municipio permiten concienciar a la ciudadanía de la gestión eficiente de los servicios y recursos   públicos, facilitando su proceso en la toma de decisiones.
Una gobernanza inteligente está sustentada por tres pilares fundamentales cohesionados: sistema de gestión interna, administración electrónica y participación ciudadana.
La gestión interna se basa en un sistema de registros digitales de gestión económico-financiera (contabilidad y tesorería), gestión tributaria, personal y nóminas, patrimonio y gestión urbanística.
La administración electrónica se corresponde con el registro, tramitación y gestión documental, firmas, facturas, licitaciones, notificaciones… Un portal público de e-administración.
Así como estos dos pilares representan la eficiencia y productividad en la gestión, la participación ciudadana y transparencia es el pilar que soporta las relaciones entre la administración y la ciudadanía. Está basada en la información y la interacción para y con los ciudadanos, siendo el primer la web municipal el primer paso que permite gestionar de manera estructurada toda la información de las diferentes áreas municipales: turismo, cultura, comercio, etc. Este servicio será complementado con una app municipal integradora equivalente a la web con contenidos adaptados al usuario móvil. Tanto la web como la app posibilitan todos los aspectos a tener en cuenta en la participación ciudadana: servicios de información de todas las áreas municipales, portal de transparencia, consultas y encuestas, atención ciudadana, gestión de cita previa sin colas, comunicación de incidencias urbanas (limpieza, señalización, seguridad, etc.), redes sociales, automatización de centralita telefónica, alertas contextuales, pantallas informativas interactivas o sensores de proximidad, redes sociales, etc.
Una gobernanza inteligente da lugar a una sociedad inteligente ya que optimiza recursos en cultura, educación y formación. En este campo se contempla la gestión de la biblioteca municipal (inventarios, préstamos, adquisiciones y ordenación), gestión y preservación de archivos históricos (digitalización), gestión de museos y centros de interpretación (visitas, estadística, etc.), gestión de instalaciones deportivas. Creación de catálogos de cursos de formación adaptados a las necesidades reales de empleo y emprendimiento.

ECONOMÍA INTELIGENTE

Es la base principal de una comunidad inteligente, estableciendo iniciativas para impulsar el desarrollo, la sostenibilidad y el emprendimiento. En poblaciones rurales la gestión óptima de recursos favorecerá el ahorro y la calidad de vida generando nuevos activos. La generación y gestión de nuevos activos y recursos deberán estar basados en la eficiencia energética y el respeto con el medio natural.
En una economía inteligente en el medio rural se debe atender a los siguientes factores: el empleo y el entorno inteligente.
El crecimiento de la provincia de Málaga en la última década viene dado por el sector servicios y un gran número de municipios han apostado por el turismo, lo que en la actualidad constituye su principal motor de crecimiento. Por ello, se contempla este sector como una de las estrategias del Libro Blanco AndalucíaSmart.
Se deberá crear un portal de empleo tanto del propio Ayuntamiento como de otras empresas del municipio y entorno. Se creará un catálogo de empresas locales y su geo-posicionamiento en la web municipal, app y otros canales habilitados. Se incorporará el marketing de proximidad habilitando sistemas de publicación de ofertas por parte de comercios.
Se establecerá una web turística/app o publicarán todos los puntos turísticos relevantes y su información asociada en la web municipal con la inclusión de horarios, precios y geoposicionamiento. Así mismo un sistema de gestión turística incluyendo: publicaciones multiidoma, rutas e itinerarios turísticos recomendados y geoposicionados, información turística en audios multiidiomas, tarjetas turísticas de promoción de recursos y disponer de sistemas que tanto permitan al turista acceder a la información contextual como de información turística de realidad aumentada, recreaciones históricas, etc. Se adoptarán mecanismos de conteo de personas, control de flujos y análisis del comportamiento turístico para la toma de decisiones.

ENTORNO INTELIGENTE

Una economía inteligente no se entendería sin un entorno inteligente ya que contempla la gestión de todos los aspectos y recursos que disponemos en nuestro hábitat y vida cotidiana. Para crear un hábitat inteligente hay que tener en cuenta la gestión eficiente de los residuos, la electricidad, el medioambiente y el agua.
Los residuos sólidos y su gestión van a depender de la operativa de la recogida y transporte: vehículos geolocalizados, sensorización y control de los contenedores de basura y la optimización de recogida de residuos (llenado, horarios, itinerarios, etc.).
La gestión de electricidad dentro de la eficiencia energética implica la implantación de sistemas de alumbrado público eficientes incluyendo la telegestión, la implantación de sistemas eficientes de iluminación en edificios públicos incluyendo el control de consumos junto con una climatización inteligente con control zonal. Un sistema de control integral de todos los consumos eléctricos municipales permite presentar toda la información y comparar con datos históricos. Como objetivo en estos aspectos es la utilización del vehículo eléctrico y se debería establecer sistemas de producción, gestión y control de energía solar en edificios o infraestructuras públicas.
Una gestión de la información medioambiental (ríos, cauces, masas forestales, etc.) y una gestión de parques y jardines junto con un mantenimiento operativo y un eficaz inventario de los recursos naturales hacen que el medioambiente influya positivamente en la calidad de vida. Para una buena calidad ambiental es necesaria: la gestión de plagas y tratamientos, la gestión de la calidad del aire con una fehaciente información geopisicionada sobre contaminación, alérgenos, pluviosidad, humedad, etc. y un control del nivel de ruido. Todo ello formaría parte de un sistema integrado de control de datos medioambientales.
El agua es el recurso natural que requiere de mayor sensibilización. Para una verdadera gestión inteligente del agua se deben poner en marcha una serie completa de mecanismos:
Monitorizazación, inventariado y gestión tanto de la red de agua potable como redes de saneamiento, incluyendo la calidad del agua con sus elementos auxiliares y con un sistema de detección de fugas en redes de distribución.
Información actualizada de facturas y consumos de los clientes junto con la telelectura de contadores de agua vía inalámbrica.
Control remoto sensorizado de riego en parques y jardines.
Monitorización en tiempo real de fuentes y piscinas obteniendo información de equipos auxiliares evitando el malfuncionamiento prolongado.
Por último, una planta de depuración con control de emisión de olores.

BIENESTAR INTELIGENTE

Todo los que se ha expuesto hasta ahora contribuye de manera relevante a lograr nuestro pueblo inteligente pero todavía no está todo hecho. Nuestro municipio inteligente debe ser un lugar atractivo para vivir y trabajar, atrayendo la inversión y el talento e incrementando la calidad de vida de los ciudadanos. Los servicios de bienestar inteligente actúan en los ámbitos de: la movilidad, accesibilidad, salud, seguridad ciudadana, cultura, domótica en viviendas, etc. proporcionando servicios inteligentes como e-salud, e-accesibilidad y e-turismo, etc. En definitiva, se deben atender varios aspectos que concluyan en el bienestar inteligente.
En cuanto a la movilidad se contemplan proyectos relacionados con la mejora de la accesibilidad, seguridad, tráfico, etc. Uno de los factores es el transporte, que debe ser eficiente y adaptado y procurando la unificación e interconexión de servicios (bus – taxi – tren) y favoreciendo el transporte interno en bici (alquiler). La accesibilidad del núcleo urbano debe ser una prioridad.
La gestión del tráfico y aparcamientos son dos factores también fundamentales. Las sanciones deben ser impuestas en tiempo real, con fotografía geoposicionada y sistema de reconocimiento de vehículo-propietario conectado a las bases de datos tanto municipal como de la DGT. Como apoyo se establecerá un sistema de control remoto del tráfico con paneles de señalización viaria, video cámaras, etc. Los aparcamientos en superficie deben contar con una red de cámaras cubriendo las zonas deseadas. La ocupación de plazas puede ser consultada por los usuarios para encontrar plazas libres.
La seguridad ciudadana y la salud son aspectos de especial contemplación en cuanto a su gestión inteligente. El primero debe depender de la policía local dotándola de elementos tecnológicos que faciliten la gestión operativa: video vigilancia en la vía pública, sistema de alertas a través de app para emergencias, sensorización de espacios públicos, etc. La salud debe tender a la e-salud con la aplicación de nuevas tecnologías como la teleasistencia, servicios médicos y sociales online y monitorización a distancia. En este punto se hace necesaria la utilización de apps con sensorización de proximidad para una eficiente atención a personas dependientes.
La cultura, el deporte y la vida saludable son los aspectos que cierran el círculo del bienestar inteligente. Se debe fomentar la identidad del pueblo compartiendo y divulgando el patrimonio histórico y cultural, fomentando los eventos culturales y de ocio y facilitando su acceso a la ciudadanía gestionando, para ello, eficientemente las infraestructuras de ocio y deportivas. La gestión de ello con las TIC como herramienta (reserva electrónica de uso de instalaciones, publicación en web/app de actividades, eventos culturales y deportivos, etc.) aumenta el atractivo para turistas y visitantes al mismo tiempo que nos hace sentirnos orgullosos de vivir en nuestro pueblo inteligente.