VALLE DEL GADUARES

El río Gaduares, también llamado Campobuche nace en el término municipal de Villaluenga del Rosario, en la provincia de Cádiz, junto al descansadero de la Covezuela en el paraje denominado Mata Ruiz. Junto con el Guadiana, son los únicos ríos en España que desaparecen circulando de forma subterránea para emerger unos kilómetros más adelante. Discurre de Oeste a Este por el Macizo de Libar, se infiltra antes de llegar a la cueva del Hundidero continuando subterráneo bajo las sierras de Mures y el Algarrobo para volver a aparecer por la cueva de Gato y verter sus aguas al río Guadiaro.

La cuenca del río Gaduares ocupa una superficie aproximada de 4000 hectáreas y recibe una precipitación media anual de 1400 mm., con una longitud de 15 kilómetros de cauce superficial y 5 subterráneo hasta desembocar en el río Guadiaro.

El valle del río Gaduares ha sido históricamente el paso natural más favorable para el tránsito de agricultores y ganaderos, comerciantes, viajeros e incluso soldados y guerrilleros que cruzaban desde la Sierra de Cádiz a la Serranía de Ronda o viceversa.

Desde su nacimiento existen dos puntos bien diferenciados que han sido y continúan siendo cruce de caminos, descansadero de viajeros y abrevadero de ganado: los llanos de Campobuche en el término de Grazalema y La Puente en Montejaque.

Al primero llegaban las cañadas de Campobuche por donde venían de Ubrique y Villaluenga del Rosario, la cañada de los Bueyes de Ronda por donde arribaban desde Cortes de la Frontera atravesando el Macizo de Libar y la cañada de Grazalema por el puerto de los Alamillos. Desde aquí continúa la cañada real de Campobuche por fincas de explotación ganadera (ovino, porcino y vacuno) y de explotación forestal, el alcornoque, hasta su entrada en Montejaque que pasa a llamarse camino de Grazalema o camino del Pantano. La Puente, el segundo cruce de caminos, descansadero y abrevadero de viajeros y ganado marca la última parada antes de llegar a la ciudad de Ronda o la primera si partían desde allí.

El tramo gaditano discurre por terrenos arcillosos y de arenisca con un paisaje abierto de llanos salpicados de arboleda que pasa a bosque de encinas quejigos y alcornoques adentrandose en la provincia de Málaga hasta llegar a una zona abierta que formaba el vaso del embalse de Montejaque donde dominan las calizas y margocalizas.

El puente de la Dehesa marca el inicio del Pantano de Montejaque en el último tramo del río Gaduares. Un fallido proyecto hidroeléctrico del primer tercio del siglo XX creado por la Compañía Sevillana de Electricidad, hoy día ENDESA, que en los últimos 90 años ha convertido el descansadero y cruce de caminos de La Puente y alrededores en terrenos inundables.